Que cursa un estudiante de diseño de videojuegos

En otros artículos, se nombraron algunas de las materias que cursa un estudiante de diseño de videojuegos, además de las habilidades que desarrolla durante sus estudios. Una vez culminada su tecnicatura, el profesional digital podrá ejercer en un estudio de diseño, o comenzar a hacer proyectos online como diseñador o desarrollador independiente.

Muchos se unen con otros creativos y arman un estudio de diseño que puede especializarse en diseño de juegos online. Muchos estudios ofrecen realizar todo tipos de juegos y van creándose un portafolio online que les permitirá acceder a clientes internacionales. En la web, hay muchos ejemplos de profesionales en México, Argentina y Chile que trabajan en la industria de los videojuegos.

También hay profesionales que se dedican sólo a desarrollar juegos de casino y máquinas tragamonedas online. La simbología de las máquinas de azar las hace muy atractivas para generar todo tipo de diseños y temáticas. Muchos reconocen que su elección depende del diseño y la temática de la misma.

Considerando que las máquinas tragamonedas representan una gran fuente de ingresos en los casinos online del mundo está claro por qué los profesionales digitales trabajan en diseñar y desarrollar la mejor experiencia de usuario para estos juegos.

Otros diseñadores de juegos en línea se unen con diseñadores UX, programadores y otros profesionales para crear aplicaciones de juegos educativos. Muchos también desean seguir los pasos de los grandes diseñadores japoneses como Miyamoto o Kojima y desarrollan proyectos de videojuegos fantásticos, que luego venden a las grandes empresas de entretenimiento en el mundo.

Argentina se destaca en el desarrollo de videojuegos ya que más de cien compañías se dedican a fabricar juegos en el país. Daniel Benmergui, un desarrollador argentino independiente, ha ganado varios premios y es muy destacado en la industria de juegos online de América Latina.

México es el principal consumidor de videojuegos de la región. Los jugadores, diseñadores y desarrolladores de juegos, aumentan cada día en Latinoamérica.